Semana Santa, época de vacaciones. Sin embargo, este año no me he trasladado a lugares nuevos. Me he quedado en mi ciudad, Vitoria-Gasteiz. Debido a mi estancia como estudiante en Madrid, hacía tiempo que no estaba aquí asique decidí permanecer en mi comunidad autónoma durante esta semana de vacaciones.

Seguramente tú nunca pensarías en venir al País Vasco, preferirías muchos otros destinos. La verdad es que yo tampoco lo recomiendo en esta época del año. Pero en verano es un lugar magnífico para veranear.

El País Vasco es un lugar agradable en verano porque el tiempo es bueno y soleado, pero no llega a temperaturas extremas como en el sur de la península. El paisaje es muy variado y a la vez hermoso. En el interior, el paisaje es totalmente verde y montañoso donde se puede respirar aire puro. En la zona de Álava se puede encontrar también una llanura que rodea la capital vasca. Mientras que en la costa, abundan preciosas playas y paisajes costeros.

Esta comunidad posee numerosos pueblos con un gran encanto donde se pueden encontrar las verdaderas costumbres y tradiciones vascas. Las ciudades principales son Bilbao, Vitoria-Gasteiz y San Sebastián-Donostia. Bilbao es la ciudad más grande. En ella se encuentra el museo Guggenheim y destaca la zona denominada Gran Bilbao. Vitoria-Gasteiz, la capital, destaca por ser pequeña, agradable y tranquila. Por último, San Sebastián-Donostia se caracteriza por sus nobles edificios y su playa, La Concha. El último elemento, imprescindible y fundamental, es la gastronomía. Es imposible comer mal, lo puedo asegurar.

Si te has quedado con la intriga, la única forma de averiguar si estoy en lo cierto es visitando el País Vasco.